¿Es cierto que el frío nos da hambre?

Poquito a poco, se acerca el invierno y nos damos cuenta de que la heladera se abre más cantidad de veces. Pero no para tomar una bebida, sino un trozo de pastel, las sobras del mediodía, un aderezo para el pancito que quedó. Tampoco la alacena se salva del despojo. Además, necesitamos comer platos más grasosos y suculentos o dulces con mucho chocolate.

ThinkstockphotosThinkstockphotos

¿Por qué de repente tenemos ganas de darnos atracones? ¿Por qué antes con el almuerzo alcanzaba para llegar a la merienda y ahora necesitamos picotear en el medio? ¿Será culpa del frío o no son más que excusas que nos dan el visto bueno para engordar? Como las dudas son muchas, lo mejor será consultarlo con algún especialista en el tema...

Hay que pasar el invierno

La licenciada Lucía Molina, del Departamento de Nutrición de Halitus Instituto Médico, se ofreció gentilmente a despejar todas nuestras incertidumbres, por eso respondió las siguientes preguntas:

¿Por qué tenemos más hambre en invierno? ¿Les sucede a todos?

"El hambre durante la época de bajas temperaturas es una sensación que se produce por varios factores, entre los que se encuentran las actividades dentro de nuestros hogares, la falta de luz solar (que acorta las rutinas diarias) o las reuniones sociales en torno a la comida. Por otra parte, también hay personas que dicen que comer frutas y verduras 'les genera frío', lo cual sólo constituye una sensación personal y no una generalidad".

¿Es necesario consumir más calorías o debemos mantener las mismas que siempre?

"Durante el invierno, al bajar la temperatura de forma considerable, el cuerpo necesita más calorías destinadas a mantener la temperatura corporal estable; por lo cual, es necesario incorporar algunas calorías más. Es cierto".

¿Hay alguna forma de comer lo que tenemos ganas sin aumentar de peso? (Por ejemplo, si hacemos mucho ejercicio)

"La alimentación variada y moderada puede llevarse a cabo con alimentos propios de esta etapa, incluidos en el marco de una dieta saludable y con la realización de actividad física regular".

Si engordamos durante el invierno, ¿el peso regula solo en verano?

"No, el aumento de peso no debe ser una alternativa en esta época. El peso corporal debe mantenerse estable con el correr de las estaciones".

¿Hay algún truco para no comernos todo y mantenernos en forma?

"Los frutos secos son una alternativa útil como colación por su gran aporte nutricional y su elevado poder de saciedad. En el caso de las ensaladas, pueden reemplazarse por una combinación de verduras cocidas, hervidas, al horno, grilladas o al vapor. Los caldos son una forma de generar saciedad para utilizarlos como colación o directamente como primer plato. Pueden ser caldos solos o sopas de verduras. Las frutas de estación (como los cítricos, principalmente, que por otra parte son ricos en vitamina C) son un postre saludable. También se puede optar por compotas de frutas. Entre los cereales debemos elegir aquellos que aporten la mayor cantidad de fibra posible, ya que dan saciedad y tienen menos calorías. Entre ellos hay integrales (como el arroz integral); también los granos enteros y las legumbres. Además, nos proporcionan más vitaminas y minerales que los cereales refinados.

Los clásicos guisos pueden prepararse con esos cereales integrales y con verduras de todo tipo y color, sin agregar grandes cantidades de aceites ni grasas como medio de cocción.

Respecto de las carnes, debemos seguir optando por cortes magros y retirando la grasa visible.

Por último, la actividad física no debe disminuir, podemos elegir gimnasios, clubes, o incluso en nuestra propia casa, si no nos da ganas de salir. Pero lo importante es evitar el sedentarismo".

Quizás te interese:
El color rojo... ¡te ayuda a adelgazar!
10 snacks con menos de 100 calorías
Delgada a pesar de "vivir" en la oficina


ÚLTIMOS VIDEOS