Chaquetas extra grandes, lúcelas con estilo

La moda gana amplitud esta temporada. Blazers, abrigos, chaquetas y sweaters llegan en dimensiones extra. Conoce las claves para lucir esta tendencia a puro glamour y evitar desastres de moda.

Modelos de la colección Otoño 2012 de Givenchy y Proenza Schouler - WireimageModelos de la colección Otoño 2012 de Givenchy y Proenza Schouler - Wireimage

Este otoño la moda llega confortable y espaciosa. Las prendas de grandes dimensiones son un must, y en las colecciones predominan diseños holgados para cubrirnos del frío. Blazers, abrigos, chaquetas y sweaters vienen más amplios que nunca. ¡Pero cuidado! Hay que saber llevarlos para no perder el estilo. Te damos los secretos para abrigarte con glamour otoñal.

Cuida las proporciones

La regla de oro para unirte a esta tendencia sin terminar extraviada dentro de una prenda gigante, es crear combinaciones que acentúen la figura. La fórmula es sencilla: junto con una chaqueta amplia, lleva unos pantalones rectos o ceñidos, una minifalda con pantimedias, o una túnica con leggings.

Dile sí al cinturón

Los modelos de la temporada pueden llegar a tener tal amplitud, que nuestro cuerpo terminará por verse más voluminoso. Evita este efecto complementando ese gran abrigo o sweater con un cinturón.

Pasarela de la Semana de la Moda de París - Kristy Sparow | Getty ImagesPasarela de la Semana de la Moda de París - Kristy Sparow | Getty Images

Prefiere un modelo que no sea ni demasiado delgado ni extra ancho. Recuerda que cuando vayas a ceñirte la cintura, debes hacerlo con una prenda que esté libre de elementos adicionales como bolsillos o cierres múltiples. De esta forma lograrás un look equilibrado.

Elige un largo favorecedor

Si lo tuyo no son las longitudes extremas, es probable que en tu guardarropa tengas cantidades de minifaldas, shorts y pescadores.

Pasarela de la Semana de la Moda de París - Kristy Sparow | Getty ImagesPasarela de la Semana de la Moda de París - Kristy Sparow | Getty Images

En este caso, evita los abrigos voluminosos y largos e inclínate por chaquetas y blazers amplios. Cuida que terminen como máximo a la mitad de tu cadera, que es la altura más favorecedora para prendas cortas.

Juega con telas, cortes y contrastes

Para minimizar el efecto colosal que esta tendencia puede tener sobre tu silueta, prefiere prendas de telas ligeras y descarta los diseños rígidos.

O bien, elige cortes asimétricos o diseños con forros coloridos y contrastantes. Tu misión es romper la geometría de estas grandes piezas. Si encuentras un modelo de interiores coloridos, llévalo arremangado o abierto hasta el pecho, con un top de cuello alto.

De colores y estampados

Las prendas sólidas y en colores neutros tienden a verse menos amplias, así que pueden ser la opción para ti si prefieres unirte a la tendencia con mesura.

Colección Otoño 2012 de Elie Saab - Antonio de Moraes Barros Filho | WireimageColección Otoño 2012 de Elie Saab - Antonio de Moraes Barros Filho | Wireimage

El complemento perfecto son los pantalones estampados, que también están de moda para el otoño. Estilos hay muchísimos, desde diseños repletos de bordados barrocos y bouquet florales, hasta modelos a cuadros, con lunares, grecas o composiciones de inspiración marina o psicodélica.

Los abrigos, gabardinas y blazers de tweed o con estilo escocés, también predominaron en las pasarelas de otoño y algunos diseños son realmente fabulosos. Para llevarlos de una forma acertada, el secreto es que tus pantalones, falda o pantimedias sean de un solo color, dentro de la misma familia de la prenda amplia, pero en un tono más subido o más claro para crear contraste.

Manía ochentera

Esta temporada los diseñadores trajeron de vuelta las siluetas de hombros anchos, que si bien fueron características de los años ochenta, regresan más estilizadas.

Colección Otoño 2012 de Proenza Schouler - Edward James | WireimageColección Otoño 2012 de Proenza Schouler - Edward James | Wireimage

Aun así, te encontrarás con muchas chaquetas y blazers con los que tu espalda y hombros pueden verse desmedidos, especialmente si eres de torso angosto. De ser así, sigue buscando hasta encontrar un modelo más mesurado.

Una vez que lo encuentres, asegúrate que tu look no se encasille en aquella época. Para darle un giro -especialmente si lo llevas con leggings- recurre a un peinado sencillo, con poco volumen o recogido y prefiere llevar sólo un par de accesorios discretos.

Otra alternativa muy chic para diferenciar tu look, es llevar el abrigo o chaqueta desabotonado hasta el pecho y elegir una blusa con románticos volados que sobresalgan, o bien una chalina anudada al frente.


Otros artículos que pueden interesarte:
Los colores de la temporada
Jumpsuits: Sofisticados, favorecedores y cómodos
Retro sí, disfrazada no


¿Qué les parece?

Sobre el Author

Contribuidores comunes:

De Moda, Eugenia Correa