Siete remedios naturales para las alergias estacionales

Por: Dr. Vincent Pedre / Yahoo! Green

Ahora que la primavera está a punto de iniciar, quienes padecen alergias anticipan con terror la llegada de la temporada de alergias. Y tal vez su caso es similar al de tantos pacientes, a quienes los medicamentos típicos para las alergias no les hacen mucho efecto.

Para quienes piensan haber agotado todas las opciones, hay poderosas alternativas naturales que pueden ayudar a preparar el organismo para evitar los síntomas de las alergias, y tratarlos si ya los están padeciendo.

Siete remedios naturales para las alergias estacionales:

1. Comenzar con una dieta no alergénica: Aunque los alérgenos son externos, es de hecho la respuesta que tiene a ellos nuestro cuerpo lo que causa la alergia — es una reacción alérgica. Si el cuerpo ya está inundado de disparadores de alergias por los alimentos, el sistema inmunológico estará hiperprogramado para reaccionar a alérgenos externos. Elimine el trigo, los lácteos y el azúcar en exceso, que son los alérgenos más comunes.

2. Probar con una cucharada de miel: Se debe elegir miel producida localmente por abejas de su misma área geográfica. La teoría es que consumir miel podría ser algo muy parecido a la inmunoterapia, del mismo modo en que los alergólogos introducen dosis diminutas de un alérgeno para reducir la sensibilidad al mismo. Debido a que las abejas recolectan néctar de las flores, recogen inadvertidamente granos de polen, los cuales se introducen a la miel, lo que resulta en una inmunoterapia homeopática.

Usar miel como medicina preventiva funciona mejor con una dosis diaria durante varias semanas o meses antes de que inicie la temporada de alergias. Por ejemplo, la ciudad de Nueva York aprobó hace poco la apicultura, y una marca, llamada Hi-Rise Hive, es vendida en tiendas de comida sana en dicha ciudad.

Mira también: ¿Perros anti-alérgicos?

3. Tomar vitamina C y quercetina: La vitamina C es un antioxidante poderoso y también un "estabilizador" de mastocitos. Los mastocitos son células diminutas que rodean a las membranas mucosas, que cuando son expuestas a un alérgeno, liberan histamina.

La histamina en el torrente sanguíneo es la causa de síntomas como ojos irritados, estornudos y flujo nasal. La vitamina C hace que los mastocitos sean menos reactivos, lo que reduce los síntomas de la alergia, mientras que la quercetina es un flavonoide potente que intensifica los efectos de la vitamina C.

Se recomienda consumir 1500 mg de vitamina C con 500 mg de quercetina al aparecer las primeras señales de alergia, y repetir cada cuatro a seis horas, según se necesite. Esta astuta combinación puede acabar con un ataque de estornudos en menos de veinte o treinta minutos. Otro producto excelente, Natural D-Hist, también contiene ortiga verde, bromelina (una enzima) y acetilcisteína (para adelgazar mucosas).

4. Tomar té de ortiga verde: Quien haya tenido contacto con esta planta perenne, probablemente  recordará su efecto irritante. Sin embargo, es seguro y sano beber un té de sus hojas. El té debe dejarse reposar en agua caliente entre diez y quince minutos para obtener todos los beneficios de los aceites medicinales de la planta.

Mira también: ¿Es alergia o resfriado?

5. Calmar la nariz con irrigación nasal: Las alergias estacionales generalmente son causadas por el polen de plantas florecientes, el césped y los árboles, que se queda atorado en la cavidad nasal. Y el polen desencadena el proceso inflamatorio al que llamamos alergia. Una forma de reducir los síntomas es lavar los alérgenos de la cavidad nasal con una solución de agua con sal.

Los artefactos llamados Neti pot, un recipiente en forma de tetera, han sido usados desde la antigua India para despejar las cavidades nasales. Usar un Neti pot o alguna solución nasal salina, como Sinucleanse, es una gran manera de ayudar a reducir los síntomas de las alergias.

6. Inhalar vapor con aceites esenciales: Para esto hay que hervir agua en un recipiente y luego apagar el fuego. Agregar cuatro gotas de aceite esencial de eucalipto, de una a dos gotas de aceite esencial de árbol de té (tea tree) y tres gotas de aceite esencial de romero. Luego, colocar una toalla grande sobre la cabeza, inclinarse sobre el recipiente e inhalar profundamente durante cinco a diez minutos.

7. Probar con la acupuntura: La acupuntura puede ser efectiva, y se piensa que puede calmar un sistema inmunológico hiperactivo. Aplicada de forma local, la acupuntura puede ayudar a reducir la inflamación de los senos nasales, que es la causa de gran parte de la incomodidad que provocan las alergias.

El Dr. Vincent Pedre es un médico general integral y holístico, así como médico internista certificado en consulta privada en la ciudad de Nueva York. Pueden seguir al Dr. Pedre en Facebook.