Rescata INAH impacto de teoría darwinista sobre el origen del hombre

(Material con apoyo fotográfico)

* Se conmemora el 140 aniversario de su publicación

México, 20 Sep. (Notimex).- Con el objetivo de revisar el impacto que ha tenido el postulado "El origen del hombre", del naturalista Charles Darwin (1809 -1882) en el desarrollo de la antropología, y en conmemoración por los 140 años de su publicación, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realiza el curso "La teoría de la evolución, la cultura y la antropología".

En un comunicado, el Instituto informó que el curso, que se imparte en la Subdirección de Laboratorios hasta el 21 de septiembre, es coordinado por el biólogo Eduardo Corona.

En el curso se aborda la teoría de Darwin acerca del origen del hombre, dada a conocer en texto en 1871, la cual estableció a finales del siglo XIX un parteaguas en la manera de concebir al ser humano.

En él se establece la teoría de la selección natural y demuestra en forma acuciosa que los principales rasgos humanos tienen antecedente en los primates, por lo que el humano es producto de las fuerzas evolutivas, explicó el coordinador del taller.

"Las afirmaciones de Darwin han tenido impacto en diversas ciencias, como la biología, y principalmente en las sociales como la psicología, la filosofía, y de manera central en la antropología", manifestó.

Lo anterior, dijo, "ha dado pauta a una serie de investigaciones muy importantes para la ciencia actual, como son los estudios del comportamiento. Sin las ideas de la evolución sería imposible hablar hoy de genómica y transgénicos".

El especialista consideró que el darwinismo también ha tenido "una mala propaganda", cuando se confunde con el "darwinismo social", en torno al cual existen "malas lecturas" que han falseado el verdadero sentido de su teoría.

"Hay quienes confunden que la evolución es direccional en el sentido de mejorar, pero Darwin nunca habló de que las especies tenían que mejorar, solamente trató de explicar cómo se modifican las especies a lo largo del tiempo", afirmó.

En este sentido, dijo que el curso, impartido a estudiantes de biología y antropología, "busca acercar a los jóvenes estudiosos a estas reflexiones y debates de la ciencia moderna, que en México la antropología ha dejado un tanto aislados".

Permitiendo así, mostrar y complementar los distintos aspectos sobre la evolución biológica y cultural de los organismos vivos con estudios actuales en materia de ecología evolutiva, psicología evolutiva y la teoría del virus cultural.

El especialista en el estudio de la mega fauna y su relación con el hombre primitivo, detalló que en lo que toca a las investigaciones antropológicas basadas en el paradigma darwinista, destacan los estudios del desarrollo de la cerámica, y cómo se transmite culturalmente su producción a nivel generacional entre las sociedades.

Otro ámbito, añadió, en el que se han aplicado de manera importante las teorías de Charles Darwin ha sido en la paleoantropología.

En los últimos 20 años, en países de Europa, Asia y África esta disciplina ha alcanzado un desarrollo importante en tanto que son los continentes donde se hallan los fósiles de los antecesores humanos en la cadena evolutiva, y donde están los principales centros de investigación, todos vinculados al paradigma darwinista.

A su vez, en los estudios de ecología, la teoría del naturalista inglés ha encontrado "zonas grises", donde no tiene definiciones absolutas.

Un ejemplo de ello, citó, es el estudio del comportamiento de algunos animales, principalmente de cómo se transmiten generacionalmente ciertas "pautas culturales", como en el caso de los lobos y su habilidad para cazar.

Tal investigación se refiere a que los lobeznos que son separados de sus madres dejan de tener la habilidad para cazar, y cuando son reincorporados a la manada hacen el intento, pero no logran cazar como los que se quedaron en ella. "En ese caso, la cultura ya no es un tema estrictamente humano, esa es una de las razones por las que se le llama zona gris".

El biólogo del INAH destacó que Darwin fue un científico apasionado para elaborar argumentos, tenía información de naturalistas y ejemplos muy diversos; sus teorías de la evolución hablan de los cambios de las poblaciones humanas, animales o de organismos, y cómo responden a las presiones del medio ambiente.

"La mayoría de filósofos e historiadores de la ciencia y los antropólogos que están abiertos a la discusión, coinciden en que el darwinismo en general es una corriente de pensamiento que está a la par de la Teoría de la Relatividad, de Albert Einstein", aseveró.

Lo que se persigue, dijo, es fortalecer la investigación interdisciplinaria sobre el origen del hombre, principalmente entre las ciencias biológicas y las antropológicas, con la finalidad de explorar el tema desde ambos sentidos.

Con respecto a esto, Eduardo Corona adelantó que, al término de este curso se ofrecerán dos conferencias impartidas por la doctora Vivian Scheinsohn, investigadora del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, de Argentina, especialista en prehistoria, modelos de transmisión cultural y arqueología evolutiva.

La primer ponencia será en la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Campus Chamilpa, en Cuernavaca, el jueves 22 de septiembre.

Mientras que la segunda se llevará a cabo en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el viernes 23 de septiembre. Ambas estarán abiertas a todo público.

NTX/BHR/NMN/NFOTO


 

YAHOO MUJER EN FACEBOOK