Frases masculinas para no creer

A veces pareciera que el amor nos hace perder la mitad de las neuronas y reducir el coeficiente intelectual en por lo menos cuarenta puntos. Ante el enamoramiento es fácil que el “radar” de mentiras se descomponga y pasemos por alto falacias que, de estar en nuestros cinco sentidos, jamás creeríamos.

Por eso, para estar alerta enlistamos algunas de las frases masculinas que suelen ser un completo engaño, así, cuando llegues  a escuchar alguna, tu alarma de mentiras se active y te prevenga de una posible decepción:

-No escuchaba el celular.-
Esta y otras variaciones son de lo más común cuando después de varias llamadas perdidas y mensajes sin contestar. El engaño sale a relucir cuando al marcarle de un número distinto contesta de inmediato; la verdad es obvia, sólo te estaba evitando.

-Cambiaré.-
¿Cuántas mujeres habrán escuchado esta afirmación y terminaron decepcionadas? La verdad es que hay aspectos de la personalidad que es casi imposible modificar, ciertamente hay un pequeño rango de rasgos modificables, pero no esperes una transformación milagrosa, eso jamás ocurre.

-Solamente es una amiga.-
La intuición raramente falla, cuando una mujer sospecha de alguna mujer que ronda a su pareja, es muy probable que algo tenga de razón. Llamadas o mensajitos con cierta frecuencia o esa “familiaridad” que notas en su trato es probable que esconda algo más.

-Si quisiera ir, pero...- Por supuesto que no tiene la mínima intención de acompañarte, suele ir acompañada de excusas como “me duele la cabeza”, “tengo que arreglar el auto”, “tengo que enviar un informe del trabajo”. Lo más probable es que cuando te vayas al cumpleaños de la tía, o a la reunión en casa de Anita, tu amiga, él se tirará en el sillón a ver la tele.

-Se me perdió tu teléfono /mail.-
Estuviste esperando la llamada o el mensaje que había prometido, pero cuando accidentalmente te lo topas, lo primero que dirá para justificarse será que extravió tu contacto. Es obvio que si estuviera realmente interesado eso jamás le pasaría o, en todo caso, buscaría la forma de encontrarte.

-Mi matrimonio ya no funciona, prácticamente estamos separados.-
No sé cuántas habrán caído en esta típica mentira de un hombre casado para convencer a una mujer de empezar una relación haciéndole creer que tiene futuro. No es raro que después te lo topes abrazado de la supuesta “bruja” festejando su aniversario. ¡No caigas!

Y tú, ¿qué otras frases masculinas conoces que suelen ser mentiras?


YAHOO MUJER EN FACEBOOK