Poros abiertos: cómo atacarlos

Los poros de la piel son diminutos orificios por medio de los cuales se elimina, entre otras cosas, sudor. El problema de los poros abiertos del cutis es más común de lo que te imaginas y puede suceder a todas las edades.

Dos factores básicos los que detonan este problema: herencia y hormonas / Foto: ThinkstockDos factores básicos los que detonan este problema: herencia y hormonas / Foto: Thinkstock

Cuando se presenta, normalmente ocasiona que cambie el tono de la piel, que se vea porosa e irregular. El tamaño de estos poros puede variar en cada persona. Al paso de los años, si este problema no se atiende debidamente, lo más probable es que el poro se dilate cada vez más por el efecto acumulativo.

[Relacionado: Combate la flacidez a tiempo]

El Dr. Víctor Hugo Correa, Dermatólogo de Vitaclinic, una reconocida clínica de medicina estética en Chile, comenta que es común que a su consultorio lleguen tanto mujeres como hombres, a preguntar por tratamientos para minimizar o solucionar este padecimiento; y aunque es más común en los hombres, son más las mujeres que se preocupan por tratar el problema. El Dr. Correa afirma que es un problema que se concentra en la frente, pómulos, nariz y alrededor de la boca. Explica que son dos factores básicos los que detonan este problema: el primero es de tipo hereditario y el segundo puede ser un factor hormonal.

Sin embargo, otros factores pueden ser también: que los poros se llenan de grasa y se abren más, poros obstruidos por toxinas o células muertas, exposición continua y prolongada a los rayos solares sin protección adecuada, o deficiente regeneración celular.

Dentro de todas las marcas cosméticas que existen en el mercado, varias manejan productos destinados a tratar este problema de los poros abiertos; sin embargo, lo que termina sucediendo es que mientras se utiliza el producto, la apariencia de los poros mejora, y al dejarlo, los poros abiertos regresan.

Es importante no crear falsas expectativas; el problema de los poros abiertos no se puede revertir al 100%, aunque sí se puede atacar más a fondo y controlarlo con tratamientos, como:

  • El láser: aumenta la cantidad de colágeno y de tejido elástico de la piel, logrando que ésta se contraiga y por consiguiente, los poros se aprieten. Con este tratamiento se consigue una piel más rosada y juvenil.
  • El uso de retinoides: ya sea en crema o de forma oral, este tratamiento debe ser suministrado por un especialista, en dosis específicas y por periodos de tiempo determinados, con lapsos de descanso.

[Relacionado: El balance entre belleza y salud ]

Aunado a los tratamientos antes mencionados, se sugiere combatir los poros abiertos mediante sencillos pasos que debemos de seguir en nuestra rutina diaria; solo se necesita disciplina y constancia para que funcionen:

  • Limpieza diaria a fondo; de preferencia utiliza agua fría.
  • Uso de astringente.
  • Uso de un exfoliante.
  • Uso de productos antienvejecimiento.
  • Uso de bloqueador solar diariamente.
  • Bebe mucha agua y cuida tu alimentación (que sea sana y con la menor cantidad de grasas posible).
  • Realízate de vez en cuando una limpieza profunda de cutis.
  • No te exprimas tú las espinillas y barritos; asiste con un profesional, pues lo único que lograrás es maltratar tu piel y podría quedar marcada para siempre.
  • Consiente a tu rostro; de repente aplícate mascarillas (éstas pueden ser de las que existen en el mercado o puedes preparar alguna en tu casa).

Pagination

(2 Páginas) | Leer todo

ÚLTIMOS BLOGS

Últimas noticias