La nutrición y las enfermedades de la mujer

Hoy en día, se diagnostican casos de problemas relacionados con un aumento en los niveles de estrógeno, como los miomas uterinos y la mastopatia fibroquistica. Esta última es una de las patologías más frecuentes que se presenta entre los 35 y 49 años de edad.

Enfermedades de la mujer / iStockphoto

Es una enfermedad benigna  de la mama, en donde se observan varios quistes, en ocasiones dolorosos, y conforme el ciclo menstrual su tamaña aumenta o disminuye. Es importante conocer que su evolución no produce alteraciones graves a la mama, contrario a lo que pasaría con un cáncer de mama, padecimiento que si afecta la estructura y función de nuestras células mamarias.

Independientemente del diagnostico siempre la alimentación nos ayudara a contrarrestar los efectos tanto de la mastopatía  fibroquistica como el cáncer.

Una de las vitaminas muy conocida a contribuir al equilibrio hormonal, es la vitamina E, ese equilibrio da como resultado detener el progreso de la producción de fibromas y aliviar sus síntoma principal que es el dolor mamario que aumenta en la etapa premenstrual y disminuir la nodularidad en el tejido mamario. El germen de trigo, cereales integrales y frutos secos como nueces, almendras, semillas de girasol, linaza, chía son las mejores fuentes de esta vitamina.

La vitamina A, protege las células  glandulares, presentes en la mama también evita la producción  de quistes  y fibromas en las mamas, protegiendo también contra el cáncer. Como sabemos una de las verduras representativas de esta vitamina es la zanahoria, pero también hojas verdes, brócoli y frutas como el durazno, mango, níspero son también portadores de esta vitamina y cereales como el maíz. Para evitar que esta vitamina se acumule en el organismo se recomienda aportarla de alimentos vegetales en forma de betacarotenos, ya que la presente en alimentos de origen animal suele producir efectos tóxicos si se consumen grandes cantidades.

Y la fibra no debe de faltar ya que las mujeres que padecen de estreñimiento son más propensas a desarrollar fibromas y quistes en mamas. Por lo cual la alimentación debe ser alta en frutas, verduras, cereales integrales y leguminosas, sin olvidar que la fibra para realizar su función siempre debe ir acompañada de agua.

Con estos tres sencillos nutrientes puedes marcar la diferencia en la salud de tus mamas.

Otros artículos que pueden interesarte:

Celulitis desenmascarada

Aumenta tu consumo de fibra

Fatiga, un mal de nuestros tiempos

ÚLTIMOS BLOGS

Últimas noticias