Sustitutos de sal

Sustitutos de sal / Thinkstockphoto

El abuso de la sal, ha sido un gran detonante de varias enfermedades ya conocidas como la hipertensión, problemas gastrointestinales, asma, osteoporosis y cálculos renales.

Aunque podemos encontrar algunas ventajas al consumir sal, como el aporte de sodio, un mineral sumamente necesario para procesos metabólicos como el equilibrio de líquidos e incluso para mantener la presión arterial estable, y aumentar la secreción de jugos gástricos ayudando a la digestión. El problema se presenta cuando el aporte excede de los 2 gramos de sodio necesarios para el organismo y llegamos a consumir hasta 5 o incluso 9 gramos en el día.Con solo 100 gramos de embutidos o carnes curadas, estamos dando al organismo de 3 a 6 gramos de sodio, pero recordemos que el sodio es de los minerales que están presente en la mayoría de los alimentos, principalmente de origen animal.

Mi recomendación para cuidar el consumo de sodio, en primer lugar está el evitar productos procesados, en conservas.

Puedes utilizar algún sustituto de sal, como son las sales de potasio, sin embargo al ser minerales también debe ser tomadas con mucha precaución, más si se sufre de problemas como diabetes o insuficiencia renal. Un exceso puede interferir con otros minerales provocando un desequilibrio en nuestro cuerpo.

La sal de hierbas es una excelente opción; para hacerla se mezclan hierbas aromáticas como cilantro, perejil, tomillo, albahaca, etcétera, junto con una pequeña porción de sal, dando un sabor incluso más agradable que al utilizar solo sal.

Un sustituto de sal que recomiendo mucho es conocido como sal gomasio, muy fácil de preparar en casa y que ayudará, de una manera muy saludable, a disminuir también el consumo de sal de mesa, para prepararla solo necesitas 7 cucharadas de ajonjolí tostado y 1 a ½ cucharadita de sal de grano, se muele todo junto y ¡listo!, con eso puedes sazonar tus platillos.