¿Te imaginas el sabor de una carne o una salsa sin sal? Creo que el sabor no seria del agrado de muchos paladares. Ahora ¿te imaginas las funciones de tu cuerpo sin la sal?

saliStockphotos

La sal es un popular ingrediente dentro de las cocinas mexicanas, es un potenciador de sabor, además es de vital importancia dentro del cuerpo humano.

Antes de hablar de ella hablemos de los componente de la sal de mesa que es sodio y cal. Ambos son parte de las funciones del organismo debido a que ayudan en el proceso de digestión, mantienen la presión de los fluidos corporales, la presión sanguínea y también mantienen el equilibrio de los ácidos del cuerpo.

Mira también: Mitos del ejercicio

El ritmo cardiaco se lleva acabo gracias a la intervención del sodio, logrando un equilibrio entre sodio y potasio.

El sodio se encuentra en muchas partes del cuerpo, y se ha constatado su importancia en la disolución de nutrientes, así como en algunas reacciones químicas biológicas.

El consumo de sal es beneficioso para los hipotensos, es decir, para las personas con tendencia a tener baja la tensión arterial gracias al consumo de sal pueden elevar su presión sanguínea.

La sal también juega un papel en la producción de la hormona tiroidea, que es esencial para el desarrollo cerebral de los niños.

Nuestro cuerpo necesita 2000 miligramos de sodio diariamente, de lo contrarío se pueden sufrir náuseas, y debilidad en general.

La sal se utiliza en tratamientos de belleza como desinflamatorio en pies, cansancio de piernas, ojos, cara; cuando hay una lesión en la boca, inflamación de encías o una pequeña infección de garganta, hacer gasgaras de agua con sal ayuda a reducir las molestias.

No hay que eliminar la sal de nuestra dieta porque nuestro cuerpo la necesita, pero si hay que aprender a consumirla con cuidado.