Tendinitis por el uso de la computadora o el celular

Esta inflamación ocurre por el uso excesivo del celular / Foto: ThinkstockEsta inflamación ocurre por el uso excesivo del celular / Foto: Thinkstock

En los últimos años, los padecimientos que involucran molestia, dolor y lesiones en el dedo pulgar de la mano y en la muñeca se han vuelto motivos comunes para visitar al médico en personas de ambos sexos, de edades entre los 20 y 45 años de edad. Esto puede ser consecuencia del uso constante de celulares, ya sea para enviar mensajes de texto o estar en contacto continuo en las redes sociales, así como el emplear el mouse de una computadora por mucho tiempo. Estas actividades obligan a que el dedo pulgar se encuentre en posiciones poco naturales y realice acciones de constancia excesiva.

[Relacionado: Dudas y respuestas sobre la hepatitis]

La afectación se da principalmente por inflamación (tendinitis) no visible, y posterior dolor del dedo hasta la muñeca, de los tendones extensores de los pulgares, que corren por la parte posterior de los dedos, a causa del movimiento prolongado de ese dedo.

Puede manifestarse también cuando el dedo pulgar permanece flexionado sin extenderse y, de intentarlo, provoca un fuerte dolor evitando así que tenga su movimiento normal.

Al acudir a consulta, el médico debe realizar una exploración física adecuada, palpando e intentando estirar con suavidad el tendón y el músculo al que se une para confirmar el dolor.

[Relacionado: Médico ortopedista, el arte de curar dolencias]

Los tratamientos sugeridos son:

  • Reposo e inmovilización del dedo y de la articulación de la muñeca con ayuda de una férula.
  • La aplicación local de frío y calor alternados en la zona de molestia. Sirve para disminuir el dolor y la inflamación.
  • El uso de medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como el ibuprofeno, y la aplicación de inyecciones locales de corticoides, como la dexametasona, ayudan a disminuir las molestias del padecimiento.
  • La cirugía se emplea únicamente en caso de que cualquiera de los tratamientos anteriores no resulte efectivo, pero en realidad son pocos los pacientes que llegan a necesitar intervención quirúrgica.

[Relacionado: Osteoporosis, control y diagnóstico]

Como medidas preventivas podemos realizar lo siguiente:

  • Evitar sobrecarga de movimientos de los dedos pulgares; no utilizar los celulares o computadoras por periodos largos de tiempo sin descanso.
  • Emplear otros dedos, y no sólo los pulgares, cuando utilicemos este tipo de aparatos.
  • Si debemos usar estos artefactos por periodos de tiempo extensos, hay que hacer pausas, para estirar y separar los dedos entre sí.

_

Omar Luja es médico cirujano y homeópata por la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía, Instituto Politécnico Nacional, México. Cédula: 7719134.