Cualidades de una buena madre

¿Qué hace a una buena madre? La vida cambia mucho cuando tenemos hijos, y nosotras también cambiamos, pero sin dejar de ser la misma persona. Comencé a pensar en las cosas que nos hacen madres y sobre las cualidades que debemos poseer para ser las mejores.

ThinkstockphotosThinkstockphotos

Después de un pequeño sondeo, y algo de mi experiencia personal, esto es lo que, hasta ahora, he recopilado como las cosas que nos hacen madres increíbles:

- Procuras ver las cosas desde la perspectivas de los pequeños, les pides su opinión cuando sea posible y apropiado.
- Siempre ofreces y das tu amor. Regalas abrazos todo el tiempo.
- Te ríes de las mismas bromas y los mismos chistes, y te sorprendes igual que ellos de esas pequeñas cosas que para ti ya eran casi invisibles.
- Paciencia, y luego un poco más, y si se puede, le añades una pizca extra.
- Aprender que la disciplina es algo bueno (una disciplina amable, no violenta). Saber que cuando dices "No", lo dices en serio.
- Amor incondicional para todos.
- Estableces límites, o terminarás con pequeños monstruos siempre encima de ti.
- Tienes sentido del humor.
- Balance, eres mamá, pero también eres tú, y eres mujer, y eres humana. Todo se lleva bien si sabes cómo y cuándo.
- Aprendes a ser su madre, y no su amiga (al menos durante los primeros 18 años,  más o menos). Después te puedes convertir en su mejor amiga y es cuando descubres el resultado de - todo lo que hiciste por ellos.
- Cuando traes una vida a este mundo, es tu prioridad y lo sabes. Reconocerlo y hacerlo es lo que hace que puedas formar a una persona fuerte y confiable.
- Sabes que te tocará que te hagan pipí y popó encima, y también te vomitarán.
- Siempre sabes cómo hacerles saber a tus hijos que hicieron un buen trabajo.
- Lo piensas dos veces antes de gritar o golpear, o tendrás que aprender a vivir con la culpa.
- Sabes que siempre darás lo mejor de ti, reconoces cuando no lo haces, aprendes a hacerlo aún mejor y seguir adelante.
- Reconoces que las victorias de tus hijos son suyas y les das el mérito (aunque por dentro sabes que también eres responsable).
- Saber que las derrotas de tus hijos serán las que forjarán su carácter.
- Sabes relajarte, al menos un poco.
- Tomarte un tiempo para ti te ayuda a ser mejor madre cuando regresas.
- No te vuelves una fanática del control ni la perfección, ni te preocupas por hacer las cosas de acuerdo a "lo que dicen los demás que debe ser".
- Eres capaz de sobrevivir las situaciones más difíciles.
- Les dedicas un tiempo a solas a cada uno de tus hijos. Si solo tienes uno, te aseguras de también dedicarle ese momento.
- Sabes que a pesar de todo, y a pesar del tiempo, siempre serán tus hijos, siempre serás su mamá.

¿Qué otras cualidades tienen las mejores mamás del mundo? ¡Cuéntanos!

Tal vez te interese:
Sobrevivir a la visita de tus suegros es más fácil de lo que crees
Los abuelos más consentidores. ¿Hasta dónde está bien?
Lo que no debes contarle a tu madre sobre tus hijos