Consumir soja, ¿tiene contraindicaciones?

Por: José Manuel Nava

Nuevamente resurgen muchas especulaciones con respecto a los beneficios de la soja y sus derivados, así como de sus contraindicaciones o efectos dañinos. Actualmente son muchos los expertos que indican que los productos fermentados de soja deben ingerirse con moderación, ya que el abuso en su consumo puede resultar dañino para la salud. Sin embargo, esta noticia no es nueva, pues en el campo de la química de los alimentos, esto se conoce desde hace más de 20 años. Los efectos dañinos o contraindicaciones de comer soja se definen como "Factores Antifisiológicos".

iStockphotoiStockphoto

Según los expertos, la soja (como muchos otros alimentos) bajo ciertas condiciones de consumo produce algunos compuestos que pueden ser nocivos para la salud. Por ejemplo, Alfredo Embid (coordinador de la Asociación de Medicinas Complementarias) en un artículo de la revista Medicina Holística (del año 2005) básicamente resumía numerosos textos científicos en Soy Online Service. Dentro del amplio texto resumido por Embid, podemos destacar lo siguiente:

  • La soja es un alimento que sustituye a las proteínas animales. Embid aclara que la soja es rica en proteínas pero relativamente pobre en el aminoácido azufrado cistina, precursor de la cisteína, del glutatión y taurina. Además de que su procesamiento a altas temperaturas tiene el desafortunado efecto secundario de desnaturalizar la lisina y los demás aminoácidos.
  • La soja contiene ácidos grasos omega 3 "beneficiosos". Embid: los procesos de elaboración de la mayoría de los productos a base de soja se desarrollan a altas temperaturas que desnaturalizan los ácidos grasos poliinsaturados y producen ácidos grasos trans-inactivos.
  • Según Embid, se ha comprobado que las fórmulas infantiles basadas en la soja pueden contener hasta 200 veces más manganeso que la leche de lactancia natural y como su exceso se acumula en los órganos internos (incluyendo el cerebro), podría producir daños.
  • Embid hace un amplio resumen de todos los problemas en su texto. La soja produce alteraciones alérgicas (especialmente niños), del sistema nervioso, del comportamiento, los sistemas inmunitarios y endocrinos, así como casos de alopecia.
  • Embid asegura que tampoco está claro que la soja reduzca el colesterol y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Según el texto, la soja contiene hemaglutininas (sustancias que promueven la formación de coágulos sanguíneos responsables de accidentes cerebrovasculares, trombosis, etc.)

Lo anterior curiosamente sorprende muy poco a la comunidad científica, pues la relación entre el consumo de soja y el riesgo de enfermedades crónicas ha causado especulaciones durante los últimos años. Para finalizar, aseguran que solo las investigaciones científicas podrán determinar si efectivamente el consumo de soja resulta ser más benéfico que perjudicial para la salud, o lo contrario… Y tú, ¿qué opinas?

Quizás te interese:
Fitoesteroles… aliados en la lucha contra el colesterol
Obesidad central: mayor riesgo de enfermedad cardiovascular
Recomendaciones para contrarrestar la osteoporosis