5 desventajas de ser hombre

Texto: Sofía Orsay

Es cierto que las mujeres nos depilamos, tenemos revoluciones hormonales, y hasta ¡pasamos por el parto! Pero ¿crees que los hombres la tienen más fácil? Descubre algunas de la peores cosas de ser varón, y ¡alégrate de ser una chica!

No sé tú, pero a veces yo envidio un poquito a los hombres. No se le alteran las hormonas una vez al mes, no son tan vulnerables ante el poder del chocolate, y las filas para usar el baño de caballeros ¡siempre son más cortas! Pero no todo es color de rosas en el universo masculino. Aquí, 5 desventajas de ser varón, que nos hacen sentir dichosas de ser mujeres.

Por qué ser un hombre no es tan maravilloso / Foto: ThinkstockPor qué ser un hombre no es tan maravilloso / Foto: Thinkstock

1. Son los iniciadores. Los hombres suelen ser los “encargados” de invitarnos a salir, de darnos el primer beso, de llamarnos, de pasarnos a buscar, y miles de etcéteras, y se enfrentan continuamente a la posibilidad de que podamos decirles que NO. ¿Cómo lo hacen sin sufrir en su autoestima? Eso es, para mí, un gran misterio, ¡al que jamás quisiera enfrentarme!

2. Piensan en sexo, ¡casi todo el tiempo! Según explicó el psicólogo Douglas T. Kenrick en un artículo de la revista Psychology Today, un estudio reveló que entre los hombres de 18 a 25 años de edad, el 50% piensa en sexo al menos una vez cada 5 minutos, y de aquellos entre los 26 y 55 años, sólo el 25% puede pasar 5 minutos sin pensar en el acto. No comprendo cómo hacen para trabajar, socializar, estudiar, y todas esas cosas fundamentales de la vida que no tienen que ver con la intimidad. Vero, una amiga, suele decir que nosotras, a diferencia de los hombres, tenemos la ventaja de poder estar con alguien del sexo opuesto ¡sin necesidad de imaginárnoslo desnudo!

3. No tienen mejores amigas. Como mujeres, sabemos lo importante que puede ser el apoyo de nuestras amigas cercanas en tiempos de crisis, e inclusive solo para pasarla bien. Los muchachos, en cambio, no son todo lo empáticos que podemos ser las chicas. Según un estudio realizado por Bank & Hansford, reseñado por Kenrick en Psychology Today, los hombres prefieren contar sus problemas a sus amigas mujeres, probablemente porque entre ellos los temas favoritos son los deportes, los autos, o la tecnología. Pero las mujeres no les devolvemos la atención de amigas que ellos necesitan: según el mismo estudio, las chicas preferimos a otras mujeres como amistades.

4. Pelean para demostrar su hombría. En la escuela, a las chicas no se nos ocurriría a dar un empujón a otra, o decirle “ten cuidado, te golpearé después de clases”. Claramente podemos ser malvadas y vengativas unas con otras, pero raramente recurrimos a la fuerza física. Mi amiga Martina opina que lo peor de ser hombre es tener miedo de los patanes que quieren agredirte, ¡y lastimarte!

5. Pierden su cabello. Es verdad que algunos hombres se ven sexies calvos, pero muchos, como mi novio, se deprimen cuando ven que sus amados mechones se caen uno a uno. Según el portal especializado en ciencias Live Science, la testosterona es la principal responsable de la caída del cabello, y los hombres la tienen en mayor proporción que las mujeres. Por eso, nosotras generalmente conservamos nuestra melena más íntegra a medida que envejecemos.

¿Algunas razones más, entre muchas otras? No pueden maquillarse las ojeras si el cansancio se denota en el rostro; tienen que aguantarse sus canas por el resto de su vida porque un hombre teñido, a pesar de la impronta metrosexual de los últimos años, no siempre es bien visto; y nunca disfrutarán del poder que un par de tacones altos otorga a quien los lleve bien puestos.

En tu opinión, ¿cuáles son las peores cosas de ser hombre?

Fuentes: Psychology Today, Live Science

Quizá te interese:

#Unamigomás, ¿hay esperanza?

Por qué no sonríen las mujeres: tres campañas estremecedoras

Hombres y mujeres de compras en el súper, ¿qué tan diferentes somos?


 

YAHOO MUJER EN FACEBOOK