¿Qué hacer si descubres que tu pareja te engaña?


Cuando tu vida ya parece novela se pone todo más difícil. De entrada, hay que estar 100% segura de que te puso los cuernos y antes de que nos desviemos de que significa poner los cuernos, te preguntaría ¿cuáles son los términos de su relación?

Mantengo mi postura en la idea de que es una pena llegar al momento donde tienes que preguntar esto, si te sientes tan insegura o dolida de que ya pusiste el cuerno o ahogaste tus penas con otro hombre ya empezaste muy mal. La pregunta es ¿cómo te sientes con tu pareja? Si de entrada le pusiste el cuerno, repito: No está bien. Aunque haya sido sólo sexo ya rompiste tu parte del trato si es que se prometieron exclusividad. Si son pareja casual no hay mucho que reclamar de los 2 lados a menos de que ya te duela lo que está pasando.

Mi mejor consejo es que hablen de los términos de su relación y te vas a tener que aguantar ante la sospecha, duda o confirmación, a menos de que estés dispuesta a decir y aceptar lo que hiciste, y de entrada te digo que los hombres ¡no pueden con eso! Lo pongo así de claro porque son hombres y ellos aunque te hayan puesto el cuerno 20 veces con 20 chicas distintas no van a aceptar el hecho de que a ti alguien te haya puesto las manos encima.

Defiendo la verdad pero en este caso los vas a dañar más solo por librarte de la culpa, si realmente fue algo pasajero y no te importa, perfecto, tienes oportunidad de olvidarte de eso. Si tu comunicas de más las cosas a un hombre por el hecho de limpiar tu consciencia la opción de que ya no quiera nada contigo es la más probable. No dejo a un lado a los hombres que perdonan y que su falta haya sido más grande o que realmente pueda aceptarlo, por lo menos hombres latinos no tengo ni un solo amigo que me diga que prefiere saber lo que han hecho y tengo muchos amigos.

Es un consejo y es muy personal pero como mujer que sabe perfecto dónde está su corazón, ser infiel a nosotras nos afecta muchísimo más que a un hombre, porque nosotras sí les estamos dejando parte de nuestra persona y mente al hombre con quien estamos, nosotras sí cargamos con esa "vibra" si lo quieren llamar así.

Si tu ya eres sexualmente activa y has tenido encuentros sexuales "casuales" y no te afecta, puedo decir que si es válido decir : hice una tontería, no se repetirá y quiero a mi novio.

Pero si tu no haz hecho esto y la otra persona involucrada te interesa, creo que ya pasaste a la siguiente ventanilla.


Se habla mucho de lo antinatural que resulta la fidelidad ("sólo las ballenas y los lobos son monógamos", expresan muchos, pero de hecho es falso que los lobos lo sean). Se abusa de la frase. "la carne es débil" (y ahí sí, tiene razón quien lo dice, aunque también se sabe que "la mente es poderosa"). El punto es que el ser humano supuestamente tiene conciencia de sus actos y es libre de elegir. Ahí radica la gravedad de la infidelidad.

Sí, es verdad que lo prohibido tiene un sabor muy especial y atractivo; pero también es cierto que prometer fidelidad en una relación, y no cumplir con la promesa, es de alguna manera engañar y cometer trampa, lastimando a la pareja.

Si uno es engañado, o es víctima de una infidelidad, llega a sentir que la confianza se rompe; y eso es muy difícil de perdonar.

Hay muchas 'justificaciones' para el infiel (al inicio del post se mencionaron las dos más populares). Pocas veces se comete una infidelidad a sabiendas que lastimará uno a la pareja. Las más de las veces sucede que o las hormonas andan en una actividad extrema, o la oportunidad se presenta en bandeja de plata y se cree que no hará daño una cana al aire. Sí, hay infidelidades nacidas del hartazgo, del aburrimiento y de la venganza; pero en estos tres últimos casos la relación 'estable' ya es un Lázaro que no resucitará y está carcomido por los gusanos.

Cuando hay amor, y ocurre una infidelidad, el perdón es un asunto difícil, pero no imposible. Se tiene que recuperar la confianza, y aunque nada será igual que antes, se puede seguir con la historia de la pareja. El punto es poner en una balanza imaginaria lo bueno de la vida juntos y probar si es posible continuar la relación.

Ojalá que todos pensáramos bien en las consecuencias de nuestros actos antes de cometerlos, aunque la verdad es que casi nadie gusta de pensar en determinados momentos.

Pero ya que el niño se ahogó en el pozo, una vez descubierta la infidelidad, sólo resta ver si existe futuro en la pareja, si es posible sobreponerse al engaño cometido y seguir teniendo una relación sana, que no esté basada en la recriminación y en la culpa.

No hay fórmulas, el saber si se sigue o si la relación murió, será de quienes componen la pareja. Igual una terapia juntos les ayuda. Pero de que está difícil la cosa, está difícil.

ÚLTIMOS BLOGS

Encuesta

¿Crees que es poco conveniente que tu novio vaya al "table dance"?

Cargando...
Opciones de encuesta