Ciencia divertida: cómo hacer helado en minutos

¿Hay algo que les guste más a los niños que el helado? Y, ¿qué te parecería poder hacerlo en casa, sabiendo exactamente qué ingredientes usas y su procedencia?

Pero la mejor noticia es que no se necesita ninguna máquina costosa ni implementos extraños; además, hacerlo puede ser muy divertido y una excelente forma de entrentener a tus hijos mientras ellos mismos lo preparan. ¡Seguro que les sabrá mucho mejor, se sentirán muy orgullosos de su creación y aprenderán experimentando!

Helado en minutos / Foto: ThinkstockHelado en minutos / Foto: Thinkstock

Solo necesitas:
-1/2 taza de crema o media crema
-2 cucharadas de azúcar
-1/8 de cucharada de vainilla
-2 bolsas sellable medianas
-1 bolsa sellable de un galón
-2 tazas de hielo
-3/4 de taza de sal de grano
-1/4 de taza de agua
-1 toalla
*Recuerda usar un tanto de los ingredientes por persona; cada niño puede agitar su propia bolsa con hielos y hacer su porción.

Procedimiento:
-Mezcla la crema o media crema con el azúcar y la vainilla.
-Vierte la mezcla en una de las bolsas sellables medianas y ciérrala, introduce ésta, a su vez, en la otra bolsa sellable para asegurarse que la mezcla no se filtre.
-Coloca las bolsas con la mezcla en la bolsa de un galón y llena esta última con el hielo, la sal de grano y el agua.
-Enrolla la bolsa con la toalla y agítala durante 5 minutos.
-Pasado este tiempo, desenrolla y revisa la mezcla, si aún no está bien congelada, repite el último paso durante 5 minutos más.
-¡Listo! El helado está hecho. Corta un extremo de la bolsa con la mezcla y viértelo en un tazón o un barquillo... ¡delicioso!

Aquí un video explicativo muy sencillo, está en inglés, pero es muy fácil de entender.

*Opcional: Puedes agregar cocoa, chispas de chocolate, lunetas o fruta al helado base y hacer tus propios sabores. ¿Y qué te parecería hacer sandwiches de helado, coloca un poco en un par de galletas, envuélvelo y ponlo en el congelador un rato más para que se solidifique.

La explicación:
Una mezcla de agua y hielo a 0°C está en equilibrio, esto quiere decir que a esa temperatura, una pequeña cantidad de hielo se derrite y una pequeña cantidad de agua se está congela, pero cuando añadimos sal a la mezcla, rompemos ese equilibrio, ya que la sal provoca que el punto de congelación de la mezcla sea más bajo que 0°C; lo que sucede entonces es que el hielo se sigue fundiendo en el agua, pero la mezcla ya no se congela, por lo que el hielo obtiene la energía (calor) que necesita para fundirse de otra cosa, en este caso, de la mezlca de leche, por eso, al 'robarle calor', la congela, convirtiéndola en un delicioso helado en pocos minutos... ¡Física al servicio de tu paladar!

No necesitas gastar mucho para divertir a tus hijos. Invítalos a experimentar y a poner a prueba sus conocimientos, ¡y convierte la cocina en un laboratorio de ciencia! Atención: la mayoría de los... más 
No necesitas gastar mucho para divertir a tus hijos. Invítalos a experimentar y a poner a prueba sus conocimientos, ¡y convierte la cocina en un laboratorio de ciencia! Atención: la mayoría de los ensayos son libres de riesgo, pero igualmente te sugerimos supervisar las actividades. menos 
1 / 12
Thinkstock
vie, 24 may 2013 3:00 p.m. EDT