Porno para mujeres

Porno para mujeres: cine hot y literatura erótica. / Foto: ThinkstockphotosPorno para mujeres: cine hot y literatura erótica. / Foto: Thinkstockphotos



No es que la exitosa trilogía “50 sombras de Grey” haya conseguido despertar en las mujeres el apetito por el consumo de porno. Apuesto que antes también consumían cine hot y literatura excitante, pero no se animaban a contárselo a nadie. A lo que ha llevado este destape es a que hoy sean ellas las que eligen qué película reservarse para ver en pareja. También a que entren en un local XXX sin esconderse tras un par de anteojos negros.

Según una nota publicada en la revista Elle España, dos de cada 100 mujeres compran literatura de alto contenido erótico y los sitios porno en la red han visto incrementar la entrada de mujeres en sus páginas. El romanticismo femenino ha dejado de excluir este tipo de material, obligando a quienes lo producen a modificar algunas formas para ser aceptado plenamente por este nuevo público.

No solo han edulcorado las escenas de sexo en la literatura para que no les sean chocantes a las mujeres y todas entiendan bien qué siente la protagonista de la historia (en “Las sombras…”, hasta el sadomasoquismo parece un jueguito sexual más). Sino que también han obligado a las productoras de cine porno a adaptar sus contenidos poniéndoles menos sexo explícito en 3D y un poco más de sensualidad.

Hace unos días leí una entrevista a la directora de cine porno más conocida del mundo, Erika Lust, en la que explicaba que el cine X que les gusta a las mujeres no es agresivo ni machista y carece de todos los clichés que históricamente lo habían caracterizado como género. “Yo hago películas con sexo, hechas desde una perspectiva femenina para un público femenino donde todo es diferente: los actores, el guión, el papel de la mujer, la decoración, la música, el sonido directo, la manera de rodar el sexo. Quizá mi éxito, como muchos éxitos empresariales y personales, se debe a proponer una innovación y ser valiente para llevarla a cabo”, añade la directora de cine sueca que reside en Barcelona.

Hartas de ser excluidas, las mujeres también hemos conseguido que se nos tenga en cuenta como protagonistas y no solo como partners. Personalmente, creo que primero fue el cambio y esta nueva modalidad en los contenidos es su reflejo. Pero si hay mujeres que descubren nuevos mundos a través de estas formas actuales, consiguiendo derribar sus propios muros, ¡bienvenidas sean!


¿Crees que el consumo de contenidos hot por mujeres es una moda o manifiesta realmente un cambio cultural?

@BalaguerAdriana


Quizás te interese:

Las sombras de Sade

Los nuevos afrodisíacos

Entrenar la libido