Desesperadas
  • Salir de compras por el shopping podría ser un placer del primer al último minuto si no fuese que, en algún momento, debemos entrar al probador. Es ahí, en ese mínimo metro cuadrado, donde el pantalón que creíamos “inigualable”, se transforma en “insufrible”; los botones de la blusa se saltan a la altura del busto; y los vestidos sólo dejan en evidencia que los músculos abdominales hace rato que no saben de ejercicios.

    ¿El fin de los probadores? / Foto: ThinkstockY como si fuera poco, la luz resalta la celulitis que creíamos erradicada. Y la calefacción no hace otra cosa que helarnos (si es verano) o convertirnos en una brasa humana: al calor ambiente hay que sumarle la temperatura corporal que se ha elevado un par de grados tras la frenética lucha entre la ropa y uno, primero para que entre y después, para que salga.

    [Galería: ¿Qué revela tu guardarropa de ti?]

    Todo sería más fácil, además, si la vendedora estuviera atenta y bastara asomarnos para que acudiera por otro talle o color. ¿Nunca les ha pasado que en la desesperación

    Leer más »de ¿El fin de los probadores?
  • La última vez que fui a teñirme el cabello a la peluquería, un padre de familia había decidido llevar a sus dos hijos con él. Primero se cortó el pelo mientras sus pequeños daban vuelta alrededor de una mesa ratona con todas las revistas de actualidad y moda. Y después, ante el pedido del mayor, espero otro turno y lo acompañó en su propio proceso de coiffeur. Los chicos se divirtieron de lo lindo. Para mi gusto, en exceso.

    La peluquería y las mujeres / Foto: Thinkstock

    No es que me esté poniendo vieja y quejosa. Es que para poder dedicarme esa hora y media de peluquería, había tenido que organizar con esmero la agenda de trabajo, la retirada del menor de la casa por el colegio y el cambio chico para que pagaran en mi casa la entrega de compras a domicilio de la verdulería.

    [Relacionado: ¿Qué cortes de cabello no debes hacerte nunca?]

    El premio era grande y ameritaba todo ese esfuerzo. Por eso la “sorpresa”. Esa ida a la peluquería la había planificado como quién prepara un retiro espiritual, una tarde de relax, y no pudo ser.

    Leer más »de La peluquería y las mujeres
  • El acoso sexual tiene muchas formas. Siempre es abuso. Siempre hay alguien al que no le importa lo que el otro desea, y avanza a pesar de su negativa. Puede querer disfrazarse de juego, de piropo, pero a pesar de sus apariencias, es violencia en estado puro.

    Imagen: Acción Respeto: por una calle libre de acoso / Facebook

    El machismo lleva siglos ejerciéndolo. Si hasta lo ha travestido de tal manera que hay mujeres que creen ser “merecedoras” de ese acoso verbal callejero. Si hasta se sienten culpables y todo por haber “provocado” al hombre, por ejemplo, con la vestimenta o algún guiño cortés o seductor.

    [Relacionado: "Mujer de la calle": la polémica sobre el acoso callejero]

    La organización “Acción Respeto: por una calle libre de acoso”, ha puesto en marcha en la Argentina una campaña de concientización. En la ciudad de Buenos Aires ya pueden verse afiches publicitarios que, sin eufemismos, van al fondo del problema. “Como te chuparía las tetas, morocha” dice uno, y en su bajada puede leerse: “si te incomoda leerlo, imaginate escucharlo”. Y hay

    Leer más »de Palabras que acosan
  • Horas y horas en una oficina no hacen feliz a nadie. Y las empresas lo saben. Por eso se han rebanado los sesos para convertir los lugares de trabajo en espacios más amigables y así sí, sin culpa, exigirles más productividad a sus empleados.

    Lo último para incentivar al personal son las técnicas de meditación y el control mental brindados por un monje budista y un coach laboral / Foto: Thinkstock

    Según un estudio de la revista Fortune, las empresas que poseen al personal más motivado tienen un valor de Bolsa de un 50% superior a las otras.

    Clases de gimnasia o baile, espacios lúdicos, jornadas de trabajo creativo en spas o lugares soñados, todo vale con tal de que después, en la oficina, se respire felicidad. Pero la búsqueda continúa y está llegando a extremos increíbles: lo último para incentivar al personal son las técnicas de meditación y el control mental brindados por un monje budista y un coach laboral.

    [Galería: Meditación antes de dormir, ¿hace la diferencia?]

    Según una nota publicada en el diario español El País, el iniciador de esta disciplina que combina espiritualidad con productividad laboral es un hombre de negocios

    Leer más »de Budismo en el trabajo
  • Hasta el más aventurero de los seres humanos ama la rutina. Recorrer el camino ya conocido, tantas veces transitado, facilita la travesía de la vida para todos. Y permite, además, estar atento a todas aquellas otras cosas interesantes que pasaríamos por alto de tener que estar concentrados en un nuevo sendero cada día, evitando perdernos.

    Hacia una nueva rutina / Foto: ThinkstockCómo seremos de rutinarias las personas que, según publicó en un artículo el diario argentino La Nación, el 40% de las decisiones que tomamos cada día se realiza en piloto automático sin una apreciación a nivel consciente de lo que hacemos.

    [Relacionado: Tomar mejores decisiones]

    “La rutina no es otra cosa que economía de recursos”, me confesó hace ya unos años el reconocido economista y consultor empresario Enrique Szewach, sin saber que, algún tiempo después, su definición sería una tendencia mundial seguida por aquellos que buscan automatizar al máximo las tareas no deseadas, con tal de aprovechar el día.

    [Relacionado: Cambio de vida: 10 cosas que

    Leer más »de Hacia una nueva rutina
  • Un refresh en el rostro no tiene por qué venir únicamente de la mano de una cirugía. Podemos rejuvenecernos sin pasar por el quirófano. Solo basta saber algunos trucos y ensayarlos frente al espejo. Si los acompañamos con un buen color y corte de pelo, y algunos accesorios acordes (aretes, collar, pañuelos), lograremos despistar con los años.

    Maquillar los años / Foto: Thinkstock

    [Relacionado: La edad que las mujeres queremos aparentar]

    Aquí van algunas ideas, aconsejo no usarlas todas juntas si lo que quieres es ser sutil con el cambio:

    1- ¡Nada de esconder las ojeras! Crecimos odiándolas, tapándolas con kilos de maquillaje. Ahora resulta que lo último en make up es no combatirlas porque dotan de emoción la mirada. Lo mejor es elegir un corrector del mismo tono de la piel y darle una mano suave bajo los ojos.

    2- ¡A brillar! Lejos de disimular los ojos para que no salten a la vista sus arruguitas, de lo que se trata es de iluminarlos. Hay que agregar un poco de luz en la zona del lagrimal. y si lo que quieres es

    Leer más »de Maquillar los años
  • Cenicienta, Blancanieves, Caperucita Roja, La bella durmiente. También las obras de Julio Verne. Y todos los libros de tapa amarilla de la colección Robin Hood: Colmillo Blanco, Juvenilia, Alicia en el país de las maravillas… ¡Cuántos recuerdos! Y me quedo corta. Porque hay más, estos son solo algunos de los clásicos que nos contaron en la infancia y que aun hoy soy capaz de relatar de memoria a mis hijos, que los reciben con la misma atención, interés y alegría con que hace décadas los escuchaba de primera mano.

    ...Y comieron perdices / Foto: Thinkstock

    ¿En dónde radica la magia de estos cuentos infantiles que parecen eternos? ¿Por qué hacen tan bien?

    [Galería: Motiva a los minilectores y escritores de la familia]

    Hay que partir de la base de que existe una estructura propia del género: los cuentos empiezan con una situación de carencia, terminan con una recompensa o reparación del conflicto planteado en el inicio. Sobresalen los héroes, por su nobleza pero también por su bondad y belleza; los malos, tarde o temprano,

    Leer más »de ...Y comieron perdices
  • Italia dio la nota al anunciar en febrero pasado que la mitad del gabinete de gobierno, por primera vez en su historia, estaría integrado por mujeres. De 16 ministros, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, eligió a 8 damas, toda una señal del lugar que pretende darles en el poder, a diferencia de Silvio Berlusconi, de quien solo trascendían sus vínculos amorosos con jóvenes prostitutas que, además, acercaba a hombres influyentes a modo de presente.

    Maria Elena Boschi / Foto: Reuters - Tony Gentile

    El machismo, que aún persiste en todos los estratos sociales, y que despierta mi feminismo más militante, estuvo lejos de quedarse tranquilo con esta noticia. Y no tardaron en salirle al cruce. En los últimos días circuló por la web una foto trucada de la ministra italiana de Reformas Constitucionales y Relaciones con el Parlamento, María Elena Boschi, en la que se la muestra al momento de la jura a su cargo, enfundada en un trajecito de saco y pantalón azul eléctrico, inclinada hacia adelante, firmando sobre una mesa un libro de

    Leer más »de La ropa interior de la ministra italiana
  • Hasta no hace mucho tiempo, quienes conseguían que su opinión fuera valorada por un grupo específico de interesados, tenían trayectoria, formación. Leíamos o escuchábamos qué les había parecido una película, un libro; tomábamos nota de sus opiniones sobre un viaje, una muestra en un museo. Y allá íbamos listos para constatar que no se habían equivocado. Confiábamos ciegamente en sus palabras porque las avalaban con su historia.

    Buenas y malas influencias / Fotos: Thinkstock

    Hoy, a estos críticos, a estos formadores de opinión, les han robado trabajo otros líderes más masivos: los influencers, profesionales de la recomendación que operan a través de las redes sociales y que gracias a sus fans construyen poder. Cuantos más seguidores tienen, más pesan sus dichos, digan lo que digan y hayan hecho lo que hayan hecho con su vida.

    [Galería: Mujeres famosas y asombrosas]

    Lo llamativo de este grupo de “profesionales” es que a quienes los contratan tentados por su poder de influencia, poco les importa que hablen con “conocimiento de causa”

    Leer más »de Buenas y malas influencias
  • Para las celebrities llevar sombrero es cosa de todos los días. Lo usan para pasar desapercibidas y ocultase de sus fans, para lucir sofisticadas; para resguardarse del sol que no debe rozar su piel; y hasta para esos días de lluvia en los que no quieren dañar sus peinados en el recorrido que va de los sets de filmación a sus limusinas. Para el resto de las mortales, en cambio, usarlo es simplemente una marca de personalidad; también una señal del lugar que le damos a la moda. Incluso, un desafío que se renueva temporada tras temporada.

    El rey de los accesorios: el sombrero / Foto: Thinkstock

    Borsalinos, capelinas y boinas; deportivos y turbantes; de fieltro, paja, lana, cuero o piel. Panamás… Año tras año el sombrero dice presente en las pasarelas, y logran renovarse. Y todas lo intentamos otra vez. Porque ¿quién no ha sucumbido ante un escaparate repleto de sombreros y se los ha probado uno a uno frente al espejo? En esto del sombrero todas somos reincidentes. Y si aún no nos hemos apropiado de quien a mi juicio es el rey de los

    Leer más »de El rey de los accesorios: el sombrero

Paginación

(619 artículos)