Peplum, lúcelo a tu favor

Por Verónica Ortega

Complemento estrella de las pasarelas y la alfombra roja, el peplum ha sido cómplice lo mismo de aciertos que de pecados de moda. ¿Cómo es posible que con esta pieza algunas celebridades luzcan fenomenales y otras desastrosas? El secreto está en elegir el adecuado para tu figura. Descubre de cuál se trata.

Selena Gomez - Foto: Eric Charbonneau | WireImageSelena Gomez - Foto: Eric Charbonneau | WireImage

El glamour vintage y la feminidad del peplum, lo hace un recurso tentador para muchas de nosotras, pero tras presenciar desastres de moda con el mismo, también puede ser intimidante. Este corte se ha ganado la mala fama de sumar libras a la figura, y aunque ciertamente puede hacerlo si te equivocas con él, también tiene la capacidad de hacerte ver más acinturada ¡e incluso más delgada!

Tres reglas de oro

Para utilizar el peplum con estilo y a tu favor, hay tres mandamientos que debes tomar en cuenta:

  1. Equilíbralo. Al tratarse de una prenda con volumen, debes complementarla con otras sin el mismo, como pantalones rectos, skinny pants o faldas de lápiz.

Jessica Alba - Foto: Kevin Winter | WireImageJessica Alba - Foto: Kevin Winter | WireImage

  1. Considera su esencia. Si lo analizas, el peplum es un corte con la forma natural de nuestro cuerpo: torso más angosto que caderas, lo que lo hace amigable con la figura y puede ayudar a estilizarla, siempre y cuando elijamos piezas ¡sin volumen extra!

Una cosa es que estas prendas ganen cierta amplitud por debajo de la cintura y otra que abusemos de sus dimensiones, lo que sin duda nos hará lucir con libras de más.

  1. Cuidado con su forma. El peplum es una silueta de forma horizontal, y para estilizar tu figura, no debe de haber otro elemento en tu atuendo con esas características. Los zapatos con pulseras en los tobillos o los estampados de tramas horizontales, son un ejemplo de lo que debes evitar.

Beth Behrs - Foto: David Livingston | WireImageBeth Behrs - Foto: David Livingston | WireImage

Elígelo a tu favor

Desde blazers y tops, hasta faldas y vestidos, el peplum puede incorporarse a muchas prendas, pero no todas son ideales para los diferentes tipos de cuerpo. Mira esta guía:

Chaquetas y blazers. Son la opción que necesitas para darle a tu silueta un efecto de reloj de arena. Por su geometría, te harán lucir con cintura de avispa y caderas curveadas.

Tops y blusas. Si tus caderas son anchas o tienes pancita, estas prendas son lo que necesitas para disimularlas y estilizar tu figura. Elegir cortes cuyo peplum comience por arriba del ombligo, con centro angulado o formas asimétricas, será tu mejor estrategia.

Victoria Justice - Foto: Frederick M. Brown | WireImageVictoria Justice - Foto: Frederick M. Brown | WireImage

Las faldas con peplum son mejores para cuerpos de curvas escasas pues ayudarán a acentuarlas y darles un efecto de mayor volumen. Por lo mismo, es mejor evitarlas si tu cuerpo es más ancho en la parte inferior.

Los vestidos con peplum pueden favorecer a todas la figuras, siempre y cuando se cuide que no dividan visualmente a la silueta en dos. Para ello, es mejor elegir diseños monocromáticos y de volantes con caída, más que con estructura.

No te pierdas:

Quizás te interese:
Básicos de siempre
Reese Witherspoon y sus LBD
Cómo vestir si tienes curvas

¿Qué les parece?

Sobre el Author

Contribuidores comunes:

De Moda, Eugenia Correa