Los 10 mandamientos de la nuera perfecta

Si mucho se habla de las suegras, mucho se habla también de las nueras. Algunas suegras suelen decir que el nombre de "nuera" viene precisamente de la expresión "no era" esa la mujer que yo quería para mi hijo. En fin, se hacen muchos chistes al respecto y existen estereotipos que no le hacen justicia ni a las suegras ni a las nueras. No obstante, dicen que cuando el río suena, piedras trae…

Todos los casos no son iguales pero aquí te van los diez mandamientos para ser una nuera "casi" perfecta que a muchas amigas que conozco le han dado buenos resultados:

1- Nunca discutas con tu pareja delante de tu suegra, así evitarás que tenga que tomar partido en tu contra.

2- Trata siempre con respeto a tu suegra para que te respete.

3- Nunca rechaces de plano sus consejos, especialmente sobre cómo llevar tu hogar y tú familia. Valóralos y, aunque mantengas tu criterio, no te cierres a sus sugerencias. Alguna te puede resultar útil.

4- Nunca trasmitas el malestar con tu pareja a tu relación con tu suegra. Si por casualidad discutiste con tu pareja, no la agarres con tu suegrita y le hagas una mala cara. Ella no tiene la culpa y lo que se resuelve luego con un beso entre tu pareja y tú, puede tomarte meses en "resolverlo" con ella.

5- Nunca les des quejas de su hijo. Algunas suegras son muy comprensivas pero otras no. Además, una queja sobre su hijo puede llegar a interpretarla como una recriminación a ella por el modo en que lo educó. Si necesitas desahogarte, busca mejor a una buena amiga.

6- Nunca la critiques delante de su hijo ni de otras personas. Si alguna vez tuvieras alguna opinión sobre tu suegra, háblalo franca y respetuosamente con ella y solo con ella.

7- Nunca trates de establecer una competencia con tu suegra. No te afanes en demostrarle que eres mejor que ella. Eso no es inteligente ni te va a garantizar que tu pareja te quiera más. Recuerda que son dos amores totalmente distintos y que no es justo imponerle a nadie a que escoja entre su madre y su pareja.

8- Si no profesas la misma religión o las mismas costumbres que tu suegra, respeta las suyas y no te inmiscuyas ni trates de convertirla a tu religión. En este tema se impone la flexibilidad.

9- No la margines. Hay veces que tus padres y tus suegros "se mastican pero no se tragan". No los fuerces a compartir entre ellos para evitar fricciones pero divide tu tiempo para estar unas veces con tus padres y otras con tus suegros. De la misma manera que te sientes feliz cuando tu pareja disfruta un domingo con tus padres, así se sentirá él cuando tú departas con los suyos.

10- Si tienes hijos, recuerda que ellos están observando la forma en que tú tratas a los mayores y que un ejemplo vale más que mil palabras. Lo que no te gusta que hicieran tus hijos No lo hagas tú. Si maltratas a tu suegra puede ser que un día, tus hijos terminen maltratándote a ti.

Si te gustó esta nota, quizás te interesen estas otras:
*Hombres en la cocina: confesiones y secretos
*Urgente vs. importante
*Consejos para utilizar las plantas como decoración interior

COMO EN CASA EN FACEBOOK

como en casa en facebook

Yahoo! Encuesta

POLL

¿Acostumbras consumir sopas instantáneas?

Cargando...
Opciones de encuesta